¡Técnicas de 5 minutos para reducir la ansiedad!

¡Técnicas de 5 minutos para reducir la ansiedad!

¡Disfrutar de paz y tranquilidad constante no tiene precio! Y, como sé que a veces la vida se complica decidí aprender nuevas técnicas de relajación que ayudan a dejar a un lado las preocupaciones y volver a enfocarnos en las bendiciones del presente.

Solo vas a necesitar 5 minutos y la disposición necesaria para reducir la ansiedad y retomar tu enfoque 🙂

Técnica "grounding": 5-4-3-2-1

Utiliza tus sentidos para activar el sistema nervioso responsable del descanso y la relajación.

¿Cómo?

#1- Respira profundamente 3 veces antes de comenzar.

#2- Reconoce 5 cosas que ves en tu entorno y descríbelas a ti mismo.

#3- Reconoce 4 cosas que puedes tocar y describe cómo se siente.

#4- Elige 3 cosas que puedas escuchar y describe cómo suenan.

#5- Reconoce 2 cosas que puedas oler y 1 cosa que puedas saborear y describe las sensaciones.

Haz este ejercicio lento y conscientemente para ayudar a que tu cerebro y tus pensamientos vuelvan a estar en armonía con el momento presente.

Respiración abdominal

Activa nuestra respuesta de relajación al disminuir la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

¿Cómo?

#1- Recuéstate en tu cama o en el suelo y coloca una mano sobre tu vientre y una mano sobre tu pecho.

#2- Mientras inhalas, respira lentamente por la nariz, concentrándote en extraer el aliento de tu abdomen.

#3- Mientras exhalas, siente el movimiento de tu barriga al exhalar lenta y conscientemente por la nariz.

Lo estás haciendo bien si ves la mano en tu abdomen subir y bajar mientras la mano sobre tu pecho permanece quieta.

Escaneo corporal consciente

Técnica que permite escanear mentalmente diferentes partes de tu cuerpo desde la cabeza hasta los dedos de los pies, reconociendo diferentes sensaciones y detectando cualquier malestar o tensión física.

¿Cómo?

#1- Comienza respirando profundamente y cerrando los ojos.

#2- Empieza por llevar tu atención y conciencia a tus pies. Comienza a observar cualquier sensación que tengas en los pies y, si sientes tensión, respira suavemente y visualiza cómo se libera la tensión.

#3- Continúa esta práctica con las pantorrillas, los muslos... hasta que llegues a la cabeza.

¿Qué técnica utilizas tú?

Beso, 

Chiqui


Dejar un comentario