Los 8 ladrones de energía que viven en ti

Los 8 ladrones de energía que viven en ti

Procura que estos 8 ladrones que tienes dentro no te roben la energía.

Existen varios hábitos que practicamos con enorme frecuencia y que nos roban nuestra energía. Son hábitos inconscientes, que hacemos sin darnos cuenta y que nos bajan el sistema inmunológico, activan el cortisol (que es la hormona del estrés), nos generan confusión mental, agobio y en general disminuyen todo nuestro estado anímico.

Al final de los días, terminamos nuestra jornada laboral y nos damos cuenta que estamos agobiados, que nuestra energía está en un punto crítico. Seguramente, eso nos pasa porque durante el día hemos dejado que estas 8 costumbres vayan robando poco a poco esa energía vital.

Estos son los 8 ladrones de energía que precisamos evitar:

  1. La queja:

Sin darnos cuenta hemos aprendido a quejarnos de todo lo que sucede en nuestro día. ¿Te has dado cuenta del impacto que eso conlleva en tu estado de ánimo? Pues bien, cuando te quejas estás rechazando aquello que recibes o posees. De alguna forma la queja deja en claro tu gran insatisfacción. ¿Cómo puedes revertir este hábito agotador? Agradeciendo. Ser agradecido y respetuoso te permite fluir con tu energía, te permite recibir con gracia lo que suceda sin desear controlarlo o juzgarlo.

  1. La preocupación: 

Preocuparte en vez de ocuparte. Hace algún tiempo les comentaba sobre la rumiación. Existe una teoría que cuenta como en este proceso de revisar tus listas mentales cuando vas a dormir crea una falsa ilusión que estás repasando y solucionando tu agenda. Pues sabes que eso no es cierto, por el contrario. El desgaste mental es un enorme ladrón de energía. Cuando piensas, no “haces”. Para aliviar este mal puedes comenzar por identificar tu preocupación y preguntarte si es necesario, si puedes hacer algo al respecto y pues tomar acción.

  1. No saber decir NO: 

Seguramente te has identificado con este ladrón de energía. Has aprendido de pequeña a decir que si para evitar un conflicto, porque al decir sí recibías el amor y atención que deseabas, quizás al crecer te daba pena, vergüenza y así has creado el hábito de satisfacer el deseo de otros en vez de escuchar tu propio deseo interior. Esta situación también crea conflicto con los límites pues al no saber decir no, puede que resientas situaciones a las que tu corazón no estaba preparado o de acuerdo y que por tu miedo no has validado tu voz.

Hoy puedes sanar este patrón respetándote, dándote el lugar de prioridad en tu vida, aprendiendo a decir no desde el amor.

  1. No saber perdonar: 

No perdonar disminuye tu energía, pero imagina que ¡perdonar la aumenta! Los rencores prolongados sólo te afectan a ti. Crean un impacto en tu mente, tu corazón y tu cuerpo. Muchas enfermedades tienen rencor y rabia en sus raíces. Perdonar es encontrar la paz en ti y liberar las cadenas que te atan a eventos o personas que han aportado al dolor en tu vida. A veces no es sencillo encontrar respuestas, sin embargo tu puedes hoy conectar con el amor en ti y verás el gran poder que tiene el corazón de liberar las penas y el dolor.

  1. Procrastinar: 

Cuando dejas para luego lo que precisas hacer ahora solo aumentas tu ansiedad. ¿Lo has notado? Las listas aumentan, las responsabilidades incrementan y no sabes por dónde comenzar a aliviar ese peso. El hábito de agendas y organizarte también impacta tu claridad mental y te permite dar seguimiento a tus prioridades. Ordénate y verás como se ordenará tu vida.

  1. Alimentación no saludable: 

La comida es la fuente primaria de energía, puedes consumir alimentos que la generen o puedes consumir alimentos que reduzcan tu vitalidad. ¿Qué elegirás? Recuerda que tus células precisan nutrición y tu intestino conecta con tu mente para tener claridad, paz mental y una respuesta apropiada ante el estrés. 

  1. Enfocarte en el otro: 

Debemos recalibrarnos y reenfocarnos. Preguntárnos ¿qué es lo que siento, cómo me siento, quién creo que soy, a dónde quiero que vaya mi vida?. Cuando enfocas tu energía en el otro, pierdes protagonismo y te dejas llevar por lo que los demás crean o demanden de ti. ¡Sé el protagonista de tu vida!

  1. Estar pendiente de la opinión de los demás: 

Recuerda que todos tenemos nuestras creencias y que muchos proyectan en los demás. Cuando tu conoces quien eres, pues no te afectará la opinión de otros. Más bien la tomarás para conocer más a los demás y mejorar la interacción y dinámica si deseas un vínculo con ellos. Sin embargo, estar pendiente de la opinión de otros es darle a ellos todos el poder que te pertenece. Comienza a conocerte y no precisarás la validación de los demás. 

Todos estos hábitos se relacionan y retroalimentan entre ellos. ¿Cómo modificarlos?

Pues lo primero y más importante es que te des cuenta. Debes empezar a ser consciente de tus patrones y aquellos momentos en donde tu energía se agota pues es un gran indicador que estás cayendo nuevamente en uno de los 8 ladrones de energía.

Si estás en el aquí y el ahora, cada vez será más fácil evitar estos comportamientos, y modificarlos oreemplazarlos por hábitos más saludables que no agoten tu energía vital.

Los ladrones habitan en ti si los alimentas.

Te invito a que veas en mi cuenta los últimos videos sobre tapping y como sanar tus heridas primarias para evitar caer en los mismo patrones repetitivos.

Dra Maria Laura Rainer OMD
Medicina Oriental y Acupunctura
Clinica en North Miami y Consultas Virtuales
Conferencias y Cursos en linea. Coaching Holístico